¿Por qué es necesaria la cédula de habitabilidad?


January 8,2019 |

La cédula de habitabilidad también conocida como licencia de primera ocupación o licencia de segunda ocupación, según sea el caso, es un documento legal que certifica y verifica que tu vivienda se encuentra apta para ser habitada cumpliendo las condiciones mínimas establecidas por la ley.

Este documento se solicita en el ayuntamiento, tras consignar varios informes expedidos por un profesional técnico, como un ingeniero o un arquitecto, el mismo debe certificar y verificar que tu vivienda cumple con las normativas.

¿Por qué necesito la cedula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es requerida para poder solicitar la contratación de los diferentes suministros básicos para el hogar como la electricidad o el agua, a su vez en algunas comunidades es solicitada para poder realizar trámites de compra-venta y alquiler de viviendas.

¿Qué es la licencia de segunda ocupación?

Para las casas ya construidas con muchos años de antigüedad su cédula de habitabilidad caduca dependiendo de la normativa de la localidad en un periodo de 10 a 25 años, en estos casos cuando caduque debe solicitar una licencia de segunda ocupación, en algunas circunstancias se requerirá algunas reformas en la vivienda si no cumple con la normativa de la localidad se tendrán que hacer reformas para habilitarla.

Para los trámites a futuro de casas ya construidas o con antigüedad será de solicitar una licencia de segunda ocupación, pero en caso de realizar una remodelación completa de la vivienda donde se vean involucrados elementos de la habitabilidad, será necesario solicitar una licencia de primera ocupación por motivo de rehabilitación.

Se debe buscar un profesional quien tendrá que redactar un certificado de habitabilidad sobre la vivienda al igual que un informe que le dé validez al documento, posterior a ello tendrá que introducir los papeles en el ayuntamiento para que la cédula sea concedida.

Requisitos para tener la cédula de habitabilidad

El profesional encargado de llevar el caso se acercara a la vivienda para verificar varios puntos y cerciorarse de que la vivienda es apta para ser habitada y gozar de los servicios públicos básicos. Puntos a verificar por el técnico:

  • Número de habitaciones.
  • Dimensiones mínimas de cada una de las habitaciones.
  • Estancias mínimas como salón/comedor, cocina, baño y un dormitorio.
  • Se miden los niveles de higiene y salubridad de la casa.
  • La iluminación.
  • Ventilación.
  • Seguridad.
  • Estado de las instalaciones.
  • Materiales de la construcción.

Algunos requisitos pueden variar de acuerdo a la normativa de cada comunidad, pero en España se emplea el código técnico de la edificación, el cual es el mismo para todas las comunidades de la nación, por lo que las variaciones en los requisitos pueden llegar a ser solo mínima.

Pero esto se traduce en un mayor papeleo para el encargado en realizar los informes sobre la vivienda, por esto radica la importancia en contratar a un experto que haya realizado trabajos similares con anterioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas.

¿Por qué es necesaria la cédula de habitabilidad?